PROYECTO CORRESPONDENCIAS C19

Descubre qué es lo que hacemos

El proyecto #CorrespondenciasC19 pretende generar un banco de cartas dirigidas a aquellas personas que estén pasando estos días tan difíciles en soledad. Pero no solo eso, las personas que reciben las cartas también tienen mucho que contar, por esta razón, consideramos que es necesario facilitar un flujo comunicativo.

Disponemos de dos direcciones de email diferenciadas para que puedas hacer llegar tus cartas: una para envíos y otra para las respuestas. Este dossier contempla una serie de recomendaciones para la redacción que inciden en el respeto de la privacidad y la protección de datos. Pretendemos asociar el banco de cartas a dos líneas de acción: “carta aleatoria” y “contestación aleatoria”, que facilitan el acceso de las personas vulnerables a las cartas siempre que lo necesiten gracias a las relaciones de cooperación con diversas organizaciones y al entorno digital. Además, contamos con la sección “carta liberada” donde liberaremos cartas, respuestas y obras de formato libre durante toda la cuarentena.

Nuestra motivación principal es hacer llegar las cartas a todo aquel que necesite unas palabras de ánimo, especialmente a los colectivos más vulnerables: a nuestros mayores y a los enfermos, nuestros héroes. Somos conscientes de la existencia de una brecha digital, especialmente con la tercera edad. Este hecho puede suponer una dificultad de acceso dada la gestión del banco de cartas a través de los nuevos medios. Por ello, consideramos el entorno digital únicamente como el primer eslabón de la cadena. El segundo y más importante lo conforma la ciudadanía al completo. ¡Necesitamos que colabores activamente haciendo tuyo el proyecto! En este sentido proponemos la iniciativa “cartas desde mi ventana”, como una acción colectiva, momento en el que todos podremos leérselas, por ejemplo a nuestros vecinos.

Por otro lado, queremos fortalecer nuestro tejido comunitario incluyendo, además, propuestas que faciliten la comunicación, empatía y creatividad a través de múltiples lenguajes ligados con el arte. Estamos convencidos del inmenso potencial emotivo que tienen las disciplinas artísticas. Por ello, trabajaremos para establecer lazos de unión que nos permitan construir un patrimonio colectivo aunando esfuerzos en beneficio de la ciudadanía. El arte conmueve y alienta a seguir hacia adelante.

En último lugar, estamos trabajando para crear los cauces que hagan llegar las cartas a los colectivos vulnerables sumando esfuerzos a través un banco de organizaciones colaboradoras. En cuanto a las personas que se encuentran aisladas en las habitaciones de sus domicilios, instamos a que los medios de comunicación se hagan eco de esta iniciativa y, por ejemplo, lean cartas a sus oyentes habilitando espacios de lectura continuos en sus programaciones.

Por cierto, hemos documentado todo el proceso y los métodos que guían nuestra actividad. El resultado ha tomado forma en un conjunto de documentos publicados bajo una licencia libre. Deseamos que inspiren y ayuden en la puesta en marcha de iniciativas similares en otros espacios o contextos.